viernes, 26 de diciembre de 2008

¿POR QUÉ LO LLAMAN AMOR CUANDO QUIEREN DECIR SEXO?




El corazón palpita por encima de todos los sonidos,
en ondas sucesivas los latidos golpean tímpanos enardecidos.
En mi estómago, luciérnagas de invierno alumbran el último estertor.
Es una noche trágica, froto mis piernas como astillas hasta hacer nacer
fuego de ellas, fuego para tu sexo enaltecido por la espera…

No digas que me amas, no quiero esta noche suaves caricias
para engañar al tiempo, quiero toda tu potencia varonil,
tu terquedad, tu infinita gula, quiero tu sexo horadando mi noche.

No me vengas ahora con dulces arrumacos, con palabras amables,
con sutiles artimañas de enamorado encallado en mis rocas.
Quiero tus manos desenredando marañas de mi vientre.

Tu boca redescubriendo las islas perdidas de mi boca,
Tu cóncavo pecho y mis convexidades:
intensas soldaduras indelebles nos atan al futuro.
No es tiempo para amar. ¡Gocemos!.

Alejandra Menassa de Lucia

4 comentarios:

humberto dijo...

ME GUSTA SU TRABAJO Y ME INTERESA SABER MAS, DEJO MI PAGINA PARA VER SI CONTACTAMOS.
DESDE LA CIUDAD DE MEXICO.
SALUDOS
http://www.flickr.com/photos/humbertovaldez/

Alejandra Menassa dijo...

Hola Humberto. Gracias.
Veré tu trabajo.
Un saludo

MR. X dijo...

lo que pasa, es que esa PALABRA (sexo) es una cochinada, un insulto, una molestia, algo que hace a hervir a pechoños recalsitrantes o simplemente para que a uno no lo traten de caliente ( o don juan emperdenido) ante una muchedumbre aparentemente "inocente"...

Alejandra Menassa dijo...

O por simple hipocresía.
saludos
Alejandra