jueves, 30 de abril de 2009

MORIR PARA NACER EN CADA VERSO


Cuadro: Serpiente acuática, de Gustav Klimt. Reproducción de Alejandra Menassa

“Un poema que todo lo contenga y que todo lo destruya a la vez”
Miguel Menassa. Aforismos y decires.

“La destrucción de un objeto no lo aniquila, nos enfrenta con una nueva
realidad del objeto, la carga de un sentido que antes no tenía”.

Aldo Pellegrini. Fundamentos para una estética de la destrucción

Hablábamos con Dios esa mañana,
Dios había muerto, yacían entre mis manos sus cenizas,
me dijo entre pavesas: haremos el mundo en siete libros.
Yo no quise renunciar a lo imposible, obnubilada por su brillo.
Comencé por mostrarle a la mañana
mi propia capacidad de aniquilamiento,
diluí mi alma en el tintero,
olvidé ideologías y nostalgias.
Puse luciérnagas al rostro de la noche,me vacié los bolsillos,
busqué un corazón prestado
para latir a un ritmo universal, desconocido.
Perdí mi paso vacilante, de poeta apenas hecha
y otros hombres, que antes que yo hicieron sus caminos,
me cedieron sus pasos, y caminé con ellos por la letra,
con su cadencia de siglos en la cadera izquierda.
Mi mano renunció a juegos sexuales, a goces paroxísticos,
para intimar al punto con el verbo desasido,
un cuerpo de vacíos que entregaría al poema,
poniendo fin a un celibato de siglos.
La letra debe ir a la letra, como los ríos
al océano,
así, mi cuerpo ha de morir en el poema,
para nacer de nuevo en cada verso.
Y así, sin más Dios que el del verbo,
sin nada que recuerde mis maneras, sin manos y sin cuerpo,
roto el antiguo corazón a martillazos,
me dejaré bautizar por un líquido verso iluminado.
Esa poeta que soy, la hicieron estos versos,
la de ayer, yace como cenizas en mi mano,
quería hacer el mundo en siete libros,
le bastó con dejarse nacer en el poema.


Alejandra Menassa

16 comentarios:

goyo dijo...

Guauuuuu que poema... ya lo estoy leyendo nuevamente Ale, es muy profundo, jamas llegare a esto !!!
Me has dejado un poema para guardar en mi alma.
Te envidio, muy sanamente !!!
plas, plas plas....
un beso

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Goyo, qué tal te va. Me paso a saludarte por tu blog. Nunca se sabe donde puede llegar cada uno en el interminable camino de la poesía.
Besos

Noray dijo...

¡Soberbio! ¡Sublime cierre con esos cuatro versos!

Un abrazo

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Noray, me emocionan tus comentarios, de verdad.
Un beso

More Baker dijo...

Sin palabras, amiga!! Excelso,siete libros para qué? Con este poema fue más que suficiente.
Un abrazo!

Alejandra Menassa dijo...

Gracias More. Mil gracias y un abrazo, amiga mía.

Francisco Javier dijo...

He creido entender una visión personal de tu pasado de hoy y del ayer, y del futuro del mañana. Profundo, y empalagoso quizás, pero en el buen sentido de la palabra, osea que engancha. Me quedo con esta parte:

"La letra debe ir a la letra, como los ríos al océano,
así, mi cuerpo ha de morir en el poema, para nacer de nuevo en cada verso. Y así, sin más Dios que el del verbo,"

Que increible es la escritura y el corazón que ponemos en ella, lo que nos da de si el ser interior, para expresarnos tal como queremos o necesitamos, tu lo haces muy bien Alejandra. No he podido leer las entradas anteriores, por culpa de la enfermedad. Saludos Alex.

Gabriel dijo...

Te he encontrado como psicoanalista-poeta, aquí hay mas intimidad de ti.

Alejandra Menassa dijo...

Hola Francisco:
Espero que estés mejor. Gracias por tu comentario.
Un abrazo.
Alejandra

Alejandra Menassa dijo...

Hola Gabriel: podría ser una discusión interesante si la poesía es lo más íntimo o lo más éxtimo, lo más social del poeta.
Un saludo

JUAN JES dijo...

Mundo circular, en todos sentido.

Alejandra Menassa dijo...

Querido Juanjes, es muy grata tu presencia y tus letras. Sí, la repetición de lo diferente. Ya lo dijo Schopenhauer y más contundentemente Freud.
Besos

Álvaro dijo...

Dinamitar es el primer sentido pero ¿para qué un solar si después no hay cimiento alguno?

Me gusta la relación del poema con el cuadro.

Un beso,

Alejandra Menassa dijo...

Así es Álvaro, en la destrucción está la construcción, muerte o final y nacimiento o principio,ocaso de algo y renacer de otra cosa, esa es la idea de la transmutación constante del poeta. Gracias por volver. Me gustaría saber cuál es la relación que tú estableciste entre poema y cuadro.
Un abrazo. Te visito

Gabriel dijo...

Mas que discusión sería descubrir de donde salen realmente los versos del poeta.De su interior por supuesto; ya que el exterior es una parte mas de uno mismo,pero claro que cuales son los limites verdaderos de uno mismo. Tal vez la solución esta mirando al zen,no hay exterior ni interior, el universo entero son los versos del poeta.

Alejandra Menassa dijo...

Hola Gabriel: es cierto, la escritura es la que funda la realidad, y no como se cree que la realidad es descrita por la escritura
Saludos