domingo, 1 de mayo de 2011

PRIMERO DE MAYO, DIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO


VIVA EL TRABAJO, Y CON ÉL, EL OBRERO

Como perlas que en torno a una minúscula piedra
por acúmulos de nácar van gestándose,
pero su corazón es siempre simple, roca sencilla.

Así es el trabajador que va creciendo,
con su trabajo accede a bienes materiales,
pero su corazón, como cantaba Felipe, no es de piedra
de iglesia, sino de canto rodado del camino.

De clase no se cambia, aunque uno crezca,
es como raza, piel, es como el músculo que
se repliega en la sístole y en diástole se ensancha.

La sangre obrera se expande por los ríos de sus venas,
el sudor generado en la tarea es el caldo en que germina.
La generosidad y la poesía, van tallando su rostro ciudadano.

Martillo, hoz y pluma, materiales que hacen la libertad futura,
en el verbo nace el obrero venidero.
Altos hornos los textos, donde la letra hace al trabajo y al hombre.

Alejandra Menassa de Lucia

4 comentarios:

Astaiza dijo...

Aun en tiempos tan injustos para el obrero, se puede ver la felicidad de la familia gracias a lo que el esfuerzo del trabajo cosecha en manos de nuestros padres.

Me ha gustado mucho su poesía Dr. Alejandra
Saludos desde Colombia

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Astaíza, es cierto, son malos tiempos para el obrero, pero menos mal que existe el trabajo. Un saludo desde Madrid

Antonio dijo...

¿Estás seguro de que tu psicoanálisis es correcto, amiga Alejandra...? Existe todavía el trabajo...? Mis cordiales saludos.

Alejandra Menassa dijo...

Ironiza, que el mundo da ciertamente para eso. Pero el trabajo también es el único elemento de libertad posible.Un saludo