domingo, 8 de enero de 2012

EMPUÑA EL LIBRO, HAMBRIENTO, ES UN ARMA. Poema de Alejandra Menassa, el título es un verso de Bertolt Brecht




EMPUÑA EL LIBRO, HAMBRIENTO, ES UN ARMA (Bertolt Brecht)

Confesaré que no se nada, como Sócrates,
pero nunca, bajo ningún concepto,
me la ofrezcan en vaso de oro o de marfil,
beberé la cicuta.

Mataré a Dios, si hace falta, como Nietzsche,
pero no jugaré a la ruleta rusa
con las damas infectadas del burdel
como balas en el cañón de la demencia de la sífilis.

Seré 350.000.000, aún más que el poeta,
y tocaré la flauta en mi propia columna vertebral,
pero nunca pondré a mi vida
el punto de una bala.

Yo también me muero de hambre,
yo también me muero de sed,
ya también soy un hambriento
por las calles insanas de la ciudad.

Pero he leído y los libros,
algunos horrorosos, otros
siniestros, algunos inefables,
los libros hicieron de mi hambre,
una pasión insobornable.

Alejandra Menassa

2 comentarios:

Elsa Tenca-Mariani dijo...

POR LA PASIONES INSOBORNABLES TIENE SENTIDO LA VIDA,ALEJANDRA.

UN PLACER LEER TU EXCELENTE TEXTO.

FELICITACINES MIL:ELSA.

www.po-etica2010.blogspot.com

Alejandra Menassa dijo...

Querida Elsa, muchas gracias. Te debo una visita. Besos desde Madrid